Cláusulas de Delimitación de Responsabilidades

  1. La empresa instaladora se compromete a plantar y cultivar plantas adaptadas al consumo humano y libres de cualquier elemento perjudicial para la salud, utilizando para ello semillas previamente seleccionadas y con los estándares de calidad oportunos.
  2. La empresa instaladora no se hace responsable de los posibles efectos en la salud de las personas que consuman los alimentos que se obtengan mediante la  explotación de los huertos urbanos que pudieran derivarse de la intervención sobre los mismos de terceras personas distintas de los empleados de la entidad instaladora. 
  3. El uso de los huertos a instalar será preferentemente el cultivo agrícola de hortalizas, verduras y frutas, siendo responsabilidad del cliente la explotación y utilización de los huertos y de los productos en ellos producidos.
  4. El tipo de agricultura a practicar será preferentemente ecológica y orgánica, sin utilizar productos fitosanitarios, salvo en los casos que sea imprescindible para el mantenimiento en buenas condiciones de las plantas.
  5. Quedará a criterio del cliente la presencia en los huertos de especies animales, y, en su caso, de corrales dispuestos al efecto.
  6. El acceso a las zonas de huertos y zonas comunes podrá ser limitada a las personas autorizadas por ambas partes durante el proceso de instalación. Una vez concluida ésta, quedará a criterio del cliente. 
  7. Deberá hacerse siempre un uso responsable tanto del agua, como de otros recursos naturales implicados en el proceso productivo, tanto por parte de la empresa instaladora como de la propietaria del local donde se vayan a instalar los huertos. Igualmente, ambas partes acuerdan que el gasto por el consumo de agua correrá a cargo en todo caso de ésta última.
  8. Será responsabilidad del cliente o propietario de la explotación el acceso y la seguridad en la zona donde se encuentran los mismos, debiendo responder éste de los posibles robos o pérdida de herramientas o cultivos propiedad de la empresa instaladora.
  9. Extinguido el contrato entre las partes por finalización del encargo o por cualquier otra causa, el instalador perderá el derecho sobre los productos no recogidos o allí almacenados, quedando todo en beneficio de la propiedad, sin que por ello pueda exigírsele indemnización o contraprestación alguna, salvo acuerdo expreso entre las partes.
  10. En caso de que el propietario de la instalación contratara los servicios de mantenimiento de los huertos, será responsabilidad de la empresa instaladora mantener los huertos y sus instalaciones en condiciones de funcionamiento. Los desperdicios generados en el huerto serán recogidos por la empresa instaladora con la periodicidad que establezcan las partes. En el supuesto de que se produzca un riesgo para la salud pública o perjuicio estético para la empresa propietaria del local, esta avisará a la empresa instaladora para su retirada inmediata.